Banner

USUARIOS

Developed by JoomVision.com
Banner
Banner

Bosques y Volcanes Expediciones

Escrito por Administrator

 

Lo característico de Nicaragua en el turismo

Los aspectos geográficos son una parte importante y decisiva de cualquier destino turístico. Los clúster turístico de Nicaragua en las regiones del país proporcionan ofertas en patrimonio histórico, arqueológico, culturales y naturales, junto con el entorno ambiental y social, constituyen condiciones básicas para que el sector turístico ofrezca al visitante una gama de oportunidades para el goce y disfrute en cada destino y al mismo tiempo un deleite único que no olvidará.

Entre las actividades turísticas que se pueden realizar en Nicaragua están: surfear en las playas del Pacifico de Nicaragua; realizar caminatas por volcanes y lagunas donde se pueden observar cientos de especies de animales y plantas, excelentes para la práctica de turismo ecológico; practicar Kayak entre las tranquilas aguas de un inmenso lago y paseos por centenares de isletas o entre fabulosos ríos, visitar ciudades coloniales, tesoros arqueológicos, bucear en las cristalinas aguas del Caribe, senderismo de naturaleza en reservas naturales ubicadas en todo el país, donde cada una de ellas ofrece una diversidad de flora y fauna de acuerdo al gusto del visitante

 

Historia de Nicaragua

El origen del nombre de Nicaragua, proviene del náhuatl nic-anahuac (hasta aquí los de anahuac, en referencia a los poblados náhuatl), otra versión, considera que proviene de una voz maya. "Nicaragua" se deriva del nombre de Nicarao, quien supuestamente fuera el jefe de la población indígena que recibió a los primeros conquistadores españoles a orillas del actual Lago Cocibolca.

Los primeros inmigrantes, que pertenecían a familias lingüísticas del norte de América, se asentaron en el bosque seco tropical del Pacífico y en las llanuras cercanas a los lagos de Nicaragua organizando asentamientos prehistóricos afines a los pueblos que habitaban el actual México, relacionados con los Tlapanecas de Oaxaca, y oriundos del territorio correspondiente al Estado de Guerrero. Estos pueblos fueron los Maribios o Sutiavas, Mangues o Chorotegas, y Nahuas, Nicaraguas o Niquiranos.

Cuando los conquistadores españoles llegaron al territorio que actualmente ocupa Nicaragua encontraron varios pueblos autóctonos: en el actual departamento de Rivas, que incluye a la Isla de Ometepe estableciéndose pueblos como los Niquirano; entre el Lago Cocibolca (lago de Nicaragua) y el de Lago Xolotlán (lago de Managua), los Dirianes; en León y Chinandega, los Nagrandanos; en la península de Cosigüina los, los Chorotegas; en Matagalpa, Jinotega y Nueva Segovia, los Matagalpas; en Chontales, los Chontales o Caribíes; en Zelaya Norte, los Sumos; en la región atlántica del país, los Miskitos, los Ramas, Mayagnas, Criollos, los Zumos y Garífunas.

Los principales exponentes del Patrimonio Cultural nicaragüense son los bienes arqueológicos de las culturas prehispánicas, especialmente cerámica y estatuaria; la arquitectura, pintura, escultura y orfebrería de la época colonial y de los siglos XIX y XX; la literatura de los siglos XIX y XX, y el rico legado de manifestaciones de carácter intangible, entre los cuales se destacan las fiestas patronales, los bailes tradicionales y la gastronomía típica, entre otros.

La arquitectura, escultura y pintura nicaragüense,  absorben la influencia artística española que la conquista trae consigo. Esto se evidencia en las construcciones de las ciudades de León y Granada principalmente y en la cantidad de pinturas y esculturas que exaltan los valores religiosos distinguiéndose varias escuelas (la Sevillana, la antigüeña y la quiteña)  y el barroco popular, local y nicaragüense, a través del cual cada artista define su propio estilo.

La pintura colonial nicaragüense del Siglo XVII evidencia la confluencia de varios estilos: influencias bizantinas  y góticas y un estilo barroco, lleno de dramatismo y profundo claroscurismo en las pinturas del Siglo XVIII y principios del XIX. Las pinturas más tempranas  son probablemente  obra de algún monje devoto, por la falta de pericia, por el colorido poco resuelto, dibujo de contorno primitivo y ausencia de claroscuro, las de siglos posteriores en plena asimilación del barroco tardío, algunas denotan la plena formación académica del artista. Existe además una clara influencia virreinal en las pinturas del XVIII y XIX.

Con el Folclore y Música, los Nicaragüenses son gente que parece vivir muy satisfecha y alegre, y le encanta la música y el baile.. El ritmo se encuentra también en el lenguaje, en el modo de hablar. Quizás sea una evasión de la realidad diaria, la mayoría de las veces excesivamente dura, o quizás sea simplemente parte de la idiosincrasia del país.

La música nicaragüense proviene del mestizaje de su gente desde tiempos de la colonia hasta hoy. Ya los indígenas poseían una gran tradición musical, cantaban solos o a coro acompañados de percusiones rudimentarias, flautas, silbatos, cuernos, tambores, etc. y marcando el ritmo con manos y pies, golpeando palos, etc.

   
Banner
Banner
Banner
Estas aqui: Inicio Descargas
Green Blue Orange Back to Top